UGT reivindica una industria fuerte y mejores empleos y salarios

Avance de la Contabilidad Nacional del II Trimestre de 2019

010819 industria fabrica pib contabilidad nacionalEl Instituto Nacional de Estadística ha publicado hoy el avance de los datos correspondientes a la Contabilidad Nacional del II trimestre de 2019, que reflejan que el ritmo de crecimiento de la economía se mantiene. El crecimiento intertrimestral habría sido, según este avance, de un 0,5%, dos décimas inferior al del primer trimestre y una décima por debajo del registrado en el segundo trimestre de 2018. La tasa interanual se sitúa en el 2,3%, frente al 2,4% del trimestre anterior.

Con estos datos, UGT insiste en la necesidad de aprovechar el momento de crecimiento para hacer una economía fuerte y estable y, para ello, es necesario:

- Implementar políticas tendentes a garantizar una industria fuerte y sostenible, con un Plan Estratégico que permita ir hacia un modelo productivo basado en sectores de alto valor añadido, garantizando el crecimiento futuro.

- Actuar en la calidad del empleo, frenando la precariedad creciente, para lo cual es imprescindible derogar la reforma laboral y apostar por la creación de empleo de calidad, más productivo y estable.

- Mejorar las rentas de las familias, lo que pasa por incrementar los salarios de acuerdo con lo establecido en el IV AENC, así como aplicar la subida del SMI a 900 euros en 2019. Y mejorar las pensiones y prestaciones sociales, para permitir que las familias también salgan de la crisis.

Solo así conseguiremos que el crecimiento se aproveche para fortalecer las debilidades de nuestra estructura económica, tanto en industria como en empleo, y que su reparto suponga una reducción cierta de la desigualdad, cuyo crecimiento durante la crisis ha sido especialmente intenso en nuestro país.

Si no hay un Gobierno, los compromisos económicos, laborales y sociales quedarán en el limbo. Los partidos progresistas, que suponen la mayoría en la representación parlamentaria, deben asumir inmediatamente su responsabilidad y alcanzar un acuerdo que permita la existencia de un gobierno que atienda estas necesidades. España no puede seguir esperando.

Datos de interés

La contribución de la demanda interna al crecimiento es de 1,6 puntos, seis décimas inferior a la del primer trimestre, mientras la demanda externa registra una aportación de 0,7 puntos, cinco décimas por encima de la del trimestre anterior, reflejando que la economía soporta bien los efectos sobre el comercio mundial de la guerra comercial de EEUU y China, así como las incertidumbres derivadas del Brexit.

El gasto en consumo final aumenta un 1,7%, una décima por encima del registrado en el trimestre anterior, mientras la formación bruta de capital crece un 1,2%, frente al 4,7% registrado en el trimestre anterior. Además, el crecimiento se debe a edificación, puesto que la inversión en maquinaria y bienes de equipo cae un 1,4% en términos interanuales.

El empleo en puesto de trabajo equivalentes a tiempo completo presenta una variación intertrimestral del 0,4%, tres décimas inferior a la del primer trimestre. En términos interanuales, el empleo aumenta un 2,5%, 459.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo. Esta intensa creación de empleo se fundamente en un empleo de muy baja calidad, lo que se refleja en una productividad por puesto de trabajo a tiempo completo de -0,2%. El coste laboral unitario real se sitúa en el 2,1%, al igual que el trimestre anterior.

Otro dato preocupante es el escaso crecimiento de la industria, que en términos trimestrales se sitúa en un 0,3% (con una variación negativa, de -0,6%, en el caso de la industria manufacturera). En términos interanuales la industria crece un 0,1%, mientras la construcción crece al 5,8% y los servicios a un ritmo del 2,9%.

En cuanto a rentas, la remuneración de asalariados crece un 4,8%, dos décimas menos que el trimestre anterior, con un aumento del 2,9% en el número de asalariados (la remuneración por asalariado crece un 1,8%); mientras el excedente de explotación crece un 1,5%, siete décimas más que en el primer trimestre.

Esto es coherente con otras estadísticas: ayer se publicó la Encuesta de Presupuestos Familiares, que refleja que las familias todavía no han conseguido recuperar el gasto anterior a la crisis.