Imprimir

UGT reclama políticas económicas y sociales para luchar contra la precariedad

Los datos de paro muestran la vulnerabilidad del sistema productivo y el mercado de trabajo

020919 paro precario ugtUGT muestra preocupación ante las cifras de paro publicadas en el mes de septiembre, pues reflejan que, por segundo mes consecutivo, aumenta el número de personas registradas en el desempleo. Septiembre es un mes tradicionalmente desfavorable para la creación de empleo, debido a que finaliza la temporada de vacaciones, afectando a los sectores generadores de empleo estacional (servicios relacionados con el turismo y sanitarios, fundamentalmente) sin embargo el aumento ha sido relativamente menor al esperado, situando la cifra de paro en el registro más bajo para un mes de septiembre desde el año 2008.

El desempleo alcanza a 3.079.711. personas, un 59,4% de ellas mujeres. Desde agosto, el paro se ha incrementado en 13.907 personas (un 0,45 %): en el caso femenino un 5,68%, mientras entre los hombres un 0,25%. El 8,06% de las personas en paro tiene menos de 25 años (en total 248.451 jóvenes), un grupo que se incrementa en el mes un 10,25%.

Hay que destacar que, tanto la serie desestacionalizada del paro, como la de afiliación a la Seguridad Social, en términos mensuales e interanuales, muestran cifras positivas. En este último caso el ascenso en la afiliación se explica, en buena parte, por el incremento de ocupados en educación con el inicio del curso escolar, y por el reinicio de la actividad manufacturera tras el verano.
 
Pero no será hasta el 24 de octubre, fecha en la que el INE publica las cifras de la EPA del tercer trimestre del año, cuando conozcamos el efecto que la desaceleración en el crecimiento del PIB está teniendo sobre el mercado de trabajo.
 
La vulnerabilidad de nuestro sistema productivo y del mercado de trabajo ante las crisis económicas, lleva a UGT a reclamar urgentemente un cambio en las políticas económicas y sociales. El empleo de calidad y la lucha contra el paro de larga duración y la precariedad laboral, deben ser objetivos prioritarios de las políticas de empleo.
 
El sindicato considera que es necesario derogar la reforma laboral de 2012, al tiempo que se intensifica la persecución a la contratación temporal y a tiempo parcial injustificadas (sólo un 6,34% de los contratos firmados en septiembre eran indefinidos a tiempo completo), ya que éstas están conduciendo a la economía y la sociedad hacia un modelo de desarrollo desequilibrado, que impide la consolidación de la recuperación económica de las familias y de la economía en su conjunto.