UGT FICA CyL exige a las administraciones locales y autonómica que pasen de las palabras a los hechos en el sector automovilístico reforzando las medidas anunciadas ayer por el gobierno

El secretario general de UGT FICA Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez Fierro, valora positivamente el Plan de Impulso de la Industria de la Automoción presentado por el presidente del Gobierno y señala que las empresas automovilísticas en Castilla y León deben demostrar ahora su compromiso con esta comunidad autónoma garantizando más si cabe, el empleo de calidad.

FIERROLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Castilla y León (UGT FICA CyL) exige a la Junta de CyL así como a las administraciones locales en cada una de las provincias castellano y leonesas que pase de una vez por todas de las buenas palabras a los hechos y negocie con los agentes sociales un plan de medidas de ayuda al sector automovilístico en nuestra comunidad autónoma, reforzando el presentado ayer por el Gobierno central, tal y como venimos reclamando en UGT FICA CyL desde hace más de dos años.

El secretario general de  UGT FICA CyL, Miguél Ángel Gutiérrez Fierro, recuerda al conjunto de la sociedad Castella y Leonesa que “la industria del automóvil se encuentra en la actualidad en una situación de extrema gravedad que exige la adopción de medidas urgentes para afrontar no sólo la crisis derivada del COVID-19 sino también, el profundo proceso de transformación que está experimentando el sector como consecuencia de la introducción de las nuevas tecnologías, la conectividad y el coche ecológico”.

Desde hace más de dos años la Federación “viene planteando propuestas sobre las necesidades reales del sector para acometer la transformación hacia el vehículo eléctrico,  hacia la digitalización, la robotización y el cambio conceptual de movilidad, pero al parecer hasta ahora no entraba entre las prioridades del Gobierno”. Y es ahora, cuando los países de nuestro entorno han tomado la delantera en la carrera por apoyar a sus sectores estratégicos, cuando “el Gobierno recuerda que el sector automovilístico también existe y plantean de forma unilateral un paquete de medidas con cifras llamativas que no se han negociado con los agentes sociales”.

Fierro, quiere poner en valor el Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Se trata de un plan integral ambicioso dirigido a reactivar y recuperar, a través de ayudas públicas de 3.750 millones de euros, a toda la industria automovilística, desde las empresas fabricantes a las de componentes, pasando por los concesionarios, talleres y fabricantes de motocicletas.

El Plan de Impulso “es un éxito” pero para que sea efectivo “exigimos el compromiso firme de la Junta de CyL y de los ayuntamientos castellano y leoneses, “que tienen un papel importante en la implementación de este plan y tienen que desarrollar sus competencias para que este plan del automóvil sea un éxito en Castilla y León”.

Recordar que la Industria Automovilística da miles de empleos en nuestra Comunidad Autónoma y que sin la suma de todas las partes, caminando todos en la misma dirección, no tendremos un futuro prospero y prometedor, como el que se merece la sociedad castellano y leonesa. De ahí, que solicitamos vehementemente que el plan estatal, sea reforzado en Castilla y León por las administraciones locales y autonómica.

Miguel Ángel Gutiérrez Fierro, insiste en que “necesitamos el compromiso de las empresas”. Subraya que “este es un plan que va dirigido principalmente a ellas, y por lo tanto, la Comunidad Autónoma espera su compromiso para que inviertan en el desarrollo de nuevos productos, de nuevas energías, en la conectividad, en la digitalización y en la innovación en los procesos de cara a la nueva movilidad”.

Pero sobre todo “necesitamos el compromiso de las empresas afincadas en Castilla y León con el empleo”, que las ayudas públicas del plan se orienten a un compromiso serio por parte de estas de garantizar el mantenimiento del empleo. “Castilla  León necesita que las empresas se comprometan con el empleo, consolidando el existente y creando nuevos puestos de trabajo, si es posible, y para ello hay que implementar este plan y mejorarlo”.

UGT FICA CyL recuerda que el Plan de Impulso “presenta aspectos importantes relacionados con la formación profesional y los nuevos itinerarios y perfiles profesionales que necesitan las empresas de Castilla y León”.

Pero además, insistimos en que “hay que rejuvenecer las plantillas”, y para ello “tenemos una magnífica herramienta que costó retomar aunque el Gobierno apostó por ella, como es el contrato de relevo, un mecanismo que facilita la incorporación de los jóvenes en el mercado laboral”.

Pese a la tardanza en la adopción de medidas, exigimos a las administraciones de Castilla y León “la puesta en marcha de una verdadera mesa de discusión en la que se aborde urgentemente un Plan Autonómico para el Sector Automovilístico con carácter global, y no un plan de parches o de buenas intenciones” porque “a cada segundo que pasamos esperando medidas, el sector del automóvil y sobre todo su empleo, se desangra a velocidad exponencial”.

Desde UGT FICA CyL no vamos a permitir que el esfuerzo hecho por los miles de trabajadoras y trabajadores castellano y leoneses de las empresas constructoras, de componentes, de concesionarios, de talleres, de ITVs, de motocicletas, etc., se tiren por la borda por la dejadez de las administraciones autonómicas y locales, y más cuando sabemos desde el Sindicato hemos hecho 310320industria clarifica medidaspropuestas e identificado las necesidades del sector para conseguir que nuestra comunidad autónoma siga siendo un referente mundial”.

El secretario general de UGT FICA CyL finaliza considerando que “el Gobierno ha respondido, ya tenemos un plan, y ahora es la momento de que las empresas demuestren su compromiso con Castilla y León y por ende, con el país y con los trabajadores y trabajadoras del sector” garantizando el mantenimiento del empleo.

Gabinete de Comunicación
UGT FICA Castilla y León