La reducción del IVA de la luz del 21% al 10% debe ser una medida permanente

UGT exige una reforma urgente y profunda del mercado eléctrico.

210721 subida luz gobierno ugt precioEl Pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado hoy el Real Decreto Ley por el que se reduce el IVA de la luz del 21% al 10% hasta finales de año, una medida que UGT exige que sea de carácter permanente.

Pero esta iniciativa por sí sola no es suficiente tal y como ha denunciado el sindicato y está quedando en evidencia, ante la continua subida del precio de la luz, que hoy vuelve a batir otro récord histórico. Por eso, insta a los partidos políticos a alcanzar un consenso para acometer una reforma urgente y profunda del mercado eléctrico, estableciendo un sistema de fijación de precios más justo y transparente que ponga fin a la escalada de precios.

Asimismo, demanda adoptar medidas estructurales contra la pobreza energética, garantizando los suministros esenciales a los colectivos más vulnerables y que se reforme el bono social para que llegue a todos los que lo necesitan.

Se trata de aliviar cuanto antes el coste que supone la electricidad para las economías domésticas y para la industria y que España pueda competir en igualdad de condiciones con otros países europeos.

La reducción del IVA de la luz del 21% al 10%, hasta finales de este año, que ha convalidado hoy el Pleno del Congreso no es suficiente, tal y como ha denunciado la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores (UGT) y como está quedando patente estos días con una escalada continua del precio de la luz que, según vaticinan distintos expertos, va a continuar. Así, mientras crece la factura de la luz para familias y empresas, ahora por la ola de calor o mañana por la ola de frío, las grandes eléctricas siguen manteniendo importantes márgenes de beneficios.

Por eso UGT, además, de la reducción del IVA de la luz, que debe ser una medida de carácter permanente, considera que es preciso acometer una reforma urgente y profunda del mercado eléctrico estableciendo un sistema de fijación de precios más justo y transparente. Se trata de equilibrar un sistema que nadie entiende: sigue creciendo el precio de la factura eléctrica, para familias y empresas, mientras las grandes compañías eléctricas continúan con unos márgenes de beneficios muy elevados. No podemos permitirnos que el precio de la energía en nuestro país sea un lastre para las familias, o para la competitividad de las empresas y de nuestra industria, con respecto a otros países europeos.

Medidas contra la pobreza energética

El sindicato insta, además, a los partidos políticos a arrimar el hombro para combatir la pobreza energética. En este sentido, exige que las medidas temporales aprobadas por el Gobierno durante la pandemia, y que finalizan el 9 de agosto, sean de carácter permanente.

Se trata de garantizar los suministros básicos (agua, luz y gas) a los colectivos más vulnerables, reformar el bono social para que llegue a todos aquellos que lo necesiten y recoger legalmente el principio de precaución en materia de pobreza energética, que imponga a las compañías la imposibilidad de cortar cualquier suministro básico hasta que se consulte la situación económica del hogar afectado.

Es fundamental, además, alcanzar un gran Pacto de Estado para cambiar el modelo productivo en España en base a elementos básicos como la industria, la energía y la Investigación, Desarrollo e Innovación.